martes, 6 de diciembre de 2011

2a pujada a l'Ermita de Sant Pau de Vilafranca

El 4 de diciembre otra excusa más para juntarnos varios massimos, pasar la mañana juntos y pegarnos una comilona.
Después de haber hecho las últimas carreras de 52, 46 y 32 Km, como en la variedad está el gusto, tocaba correr un 10mil. Esta temporada que empieza va a ser variada, correremos por asfalto 10miles, mitjas y cursas de montaña desde 10km hasta los 97 de la Cavalls de Vent, que tenemos intencion de correr esta primavera.

En Vilafranca del Penedés se celebraba la 2a pujada a l'ermita de Sant Pau, carrera de montaña de unos 10,2Km, sin desniveles exagerados pero con algunas rampas lo suficientemente pronunciadas para subirlas con el corazón en la boca.






Javi, Àlvar, Sevi y yo nos citamos con nuestras respectivas familias en las pistas de atletismo. Allí nos encontramos con Faustino y Edu, dos compañeros del CN Prat triatló que tambien se animaron a participar.


Más de veinte corredores nos habíamos olvidado el chip en casa, así que no salimos en la clasificación ya que la organización no quiso molestarse en subsanar la incidencia.


Nos pusimos a calentar unos 15 minutos, ya que sabíamos que la carrera y la salida iban a ser ràpidas...efectivamente, dan la salida y todos a piñón, dando la vuelta a la pista de atletismo a 3'30". Ritmo rápido y cómodo hasta que llegó la primera rampa, donde subí de pulso lo que no está escrito para poder hacerla corriendo entera.



Tenía claro que iba a ser una carrera agónica, porque quería hacerla a tope, sin regular. Los llanos los hacía a buen ritmo y las bajadas intentaba alargar la zancada todo lo posible.
























Llegue a la meta "petao", con la sensación de haber hecho una buena carrera y de haberlo dado todo, parando el crono en 46'30" entrando en 24 posicion de los casi 300 corredores.


Al llegar, foto de equipo con las futuras promesas de lo massimo runners team...



Buena ración para reponer fuerzas...





Después de la carrera y el almuerzo, estiramientos, xerrada y a la ducha, que nos esperaban unas cervecitas y una buena comida.



Un saludo, Marcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada